El Neu


Soñé que el invierno va acabando
y la primavera está más cerca.

Que lo sólido y rugoso
se rinde.

Soñé que la verdad, siendo salvaje, es la naturaleza,
y que para la tierra no hay otro
sino el camino de la época de hielo hacia el calentamiento global.
Solo con un rayo se derrite Antártida entera.
Solo la oscuridad total es la que engendra luz.
Soñé que el vacío no es la ausencia…

Me desperté. Era el inicio de la primavera
en la ciudad al lado del mar dónde la nieve no existe
sino es ficción o sueño.

El NEU