TORTELL POLTRONA


Tortell Poltrona tiene más de cuarenta años de experiencia en el lenguaje universal del clown. “Cuando uno se ríe, olvida que es mortal” — dice Tortell. Iniciador de la creación Pallassos Sense Fronteres, una organización benéfica con la misión de ayudar a los niños que viven en zonas afectadas por desastres naturales. En mayo de 2013 bajo el lema «20 años sonriendo» Pallassos sense Fronteras celebró su aniversario. A lo largo de los años, los artistas han organizado 708 expediciones en 98 países de todo el mundo y dio 10.707 espectáculos en los campamentos de refugiados y las zonas pobres de Croacia, Bosnia, Cuba, Colombia, Guatemala, México y Armenia entre otros.

Tortell Poltrona fundó el mágico Circ Cric, que hoy en día ha encontrado su lugar en Cataluña en el Parque Natural de Montseny. El Circo, según Tortell, le da la capacidad de sentirse vivo. En un espectáculo reciente al escenario corrió un niño de cuatro años solo para abrazar y besar al payaso como un signo de gratitud. Después volvió a su asiento bajo un suspiro y aplausos del público. Volvió otra vez y de nuevo abrazó al payaso.

En 2013 Tortell Poltrona (Jaume Mateu i Bullich), fue laureado con el Premio Nacional de Circo de Catalunya por su aportación al mundo circense a través de una dilatada trayectoria, en la que destacan proyectos desarrollados conjuntamente con Montserrat Trías. Este premio de alguna manera reúne todos los reconocimientos de proyectos pasados y da un gran soporte y bienvenida al los futuros que están por venir.


TORTELL POLTRONA:

“A mí lo que me enseña a ser feliz es intentar buscar la armonía. Y la armonía es aquel punto de equilibrio entre hacer lo que quieres hacer, lo que puedes hacer y estar haciéndolo, ¿no? Y esto es lo que me da un poco de felicidad.”

Los niños son los grandes payasos que expresan sus sentimientos y no tienen ningún tipo de verguenza. Ellos no saben que son payasos.”

“A mí me encanta ir por la calle y mirarme a la gente y yo me los imagino como payasos. La gente, depende de los zapatos que lleva, anda de una forma u otra. Una de mis grandes pasiones es dibujar a los personajes que salen en los periódicos, ponerles una nariz roja y pintarles los ojos, y hacerles una máscara. Y así mismo tengo la capacidad para de sentarme en una terraza de un bar en la calle y empezar a convertir a todo el personal que se va moviendo como payasos y hacen reír mucho.”

A mí me hace reír lo mal que funciona el mundo. Porque hay veces que piensas que no podría funcionar peor. Yo creo que todos tenemos un payaso natural dentro, que es cuando somos pequeños y somos capaces de esterilizar nuestros sentimientos y que lo perdemos cuando nos hacemos adultos y somos capaces de decir mentiras. Y por lo tanto esta verdad absoluta y esta transferencia absoluta a mí me hace reír.”

Las propiedades de la risa, se ha hablado mucho de esto. De las endorfinas que tenemos como el potasio dentro del cuerpo, que cuando reímos lo generamos. Pero yo creo que es una cuestión de llevarlo dentro. Sabernos reír de nosotros mismos nos convierte seres humanos. Y lo que somos es seres humanos, entonces podemos gozar de esta inmensidad que es poder compartir el tiempo en un planeta que se mueve a 29,5 km por hora dando vueltas al sol cada segundo, 166 mil km por hora. Vivimos en una nave espacial que va dando vueltas. Es una locura. Por lo tanto delante de esto lo único que podemos hacer es “jajaja”.”

Pallassos sense Fronteres es una herramienta que hemos inventado un poco para ayudar a que en la gente que se dedica a las artes escénicas pueda crecer la solidaridad. Y esto no es regalar nada sino recibir muchas cosas. Y entonces, se trata de buscar proyectos y hacerlos. Y para esto tenemos montada una oficina en Barcelona, otra en París y otra en Suecia. Tenemos diversos grupos que están buscando artistas y proyectos para poder hacer este tipo de cosas. Lo más importante no es lo que damos, porque de hecho somos profecionales que damos nuestro trabajo de forma gratuita y de forma gratuita también recibimos muchas enseñanzas de esta gente que prácticamente lo ha perdido todo, pero que les queda la esperanza, la vida y sobre todo la sonrisa.”

“Las emociones de los payasos es una cuestion que es complicada de explicar pero fácil de entender. De hecho nosotros no somos otra cosa que seres humanos como los demás. Lo que pasa es que nos dedicamos profesionalmente al mundo de las emociones y por lo tanto tenemos una serie de cosas que nos salvaguardan, como por ejemplo, el hecho de compartirlo con los compañeros, de tener un ritual como un maquillaje, la nariz, ponerte en la piel de un personaje. Todo esto te ayuda a poder enfrentarte a todo.”

“Entre todas las cosas podríamos hoy idealizar un payaso puro, pero el payaso puro no existe. O sea, siempre es una reserva, una búsqueda, ¿no? Es mas fácil cuando intentas a acercarte al payaso puro, vestirte con una máscara que te permite adivinar incluso tu comportamiento humano. Yo pienso que el payaso está más cerca al mundo del títere, al mundo de la máscara, no al mundo del actor. En el mundo del actor tiene que buscar sus sentimientos en el texto y en las direcciones del director. Y el payaso normalmente no tiene director y tiene que buscar sus sentimientos dentro de él. Y por lo tanto esto lo hace como mucho más único, más genuino.”

Un fracaso para el payaso es un gran éxito para el público porque estamos en la cultura de que la gente tiene que ser éxitosa, tiene que ser guapa, tiene que ser moderna, tiene que ser rica y estar en la realidad de los seros humanos. Los seros humanos no somos guapos. Pensamos que no moriremos nunca, que podemos comprarlo todo. Y el payaso, pues, tiene que ser libre. Y cuando el payaso es libre se puede reír de todas estas cosas porque la humanidad lo único que te da es risa.”

El poder para levantarse uno mismo está dentro de uno mismo. De tener certeza de que el día que vives es un día que cuando termine habrá pasado. Y por lo tanto tú mismo lo puedes especialitzar o lo puedes valorar como lo que es. Es el gran regalo que se llama vida. Y entonces, esta vida es capaz de jugar contigo y de comerte. Entonces te puedes ir a dormir diciendo: “tengo un día menos, pero he ganado un día más.”

Los sentimientos reales del payaso se viven por dentro y también por fuera. Los payasos tenemos números donde expresamos la emoción de la tristesa. No deja de ser una emoción también para exteriorizar. O sea, es normal tener tristeza cuando se va un compañero, muchas cosas que hay en la vida dan tristeza. Pero para esto está ser payaso, para luchar contra esta tristeza e intentar cambiar las cosas para que puedan ser un poco más alegres.”

Barcelona, Cataluña

Tortell Poltrona: www.tortellpoltrona.com
Payasos sin Fronteras: www.clowns.org
Circ Cric: www.circcric.com